tipos de contratos

Tipos de contratos: cuál te conviene más

Publicado el 15 de enero de 2020. / Sin categoría

Hoy en día se manejan muchos tipos de contratos diferentes y llega un punto en el que los trabajadores pueden no tener claras cuáles son las condiciones que se le plantean. Por eso, desde Gluework queremos ayudarte desglosando y explicando los tipos de contratos más comunes.

Estos son los tipos de contratos más habituales
En este apartado pasamos a contarte cuáles son las características y diferencias entre los distintos tipos de contratos que es más probable que encuentres a lo largo de tu carrera profesional:

Contrato indefinido
Es el más codiciado de todos los tipos de contratos por parte de los trabajadores y su característica principal es que no impone un límite de tiempo en la prestación de servicios. Si quieres saber cuáles son los demás factores particulares del contrato indefinido, sigue leyendo:

Los trabajadores serán considerados fijos, independientemente del tipo de contrato de trabajo que hayan firmado, si se da alguna de estas circunstancias:
Cuando sus contratos hayan sido celebrados en fraude de ley.
Cuando quede constancia de que se hayan producido dos contrataciones temporales seguidas que superan los 24 meses en un período de 30. No se aplica a los contratos formativos, de interinidad o de relevo.
Que no hayan sido dados de alta en la Seguridad Social una vez transcurrido el período de prueba (y siempre y cuando no se deduzca de la propia actividad su carácter temporal).
Se puede formalizar de manera verbal o escrita en algunos casos.
Existen diferentes tipos de contratos indefinidos, algunos de los cuales están relacionados con los autónomos y las pymes. Por ejemplo los contratos de apoyo a los emprendedores, para nuevos proyectos de emprendimiento joven o para jóvenes por parte de microempresas y empresarios autónomos.

Contrato indefinido en empresas con menos de 50 empleados
Este modelo de contrato de trabajo de apoyo a los emprendedores cuenta con las siguientes características:
El período de prueba es de un año.
Los trabajadores que se vaya a contratar deben de estar inscritos en la Oficina de Empleo.
El empleado debe mantener su trabajo durante al menos 3 años.
Cuenta con una serie de incentivos:
Deducción fiscal de 3.000 euros por el primer trabajador contratado por la empresa menor de 30 años.
También hay bonificaciones para las empresas que contraten a mujeres en sectores donde estén poco representadas.
Si se contrata a una persona que percibe la prestación por desempleo, la empresa se beneficiará de una reducción fiscal del 50% del total del importe que el desempleado estuviera pendiente de recibir en el momento de la contratación.
Bonificaciones en la cuota que la compañía debe pagar a la Seguridad Social para jóvenes contratados entre los 16 y los 30 años o por emplear a mayores de 45.

Contrato temporal
Como su propio nombre indica, se trata de una relación laboral que se establece por un período de tiempo concreto y esto es lo que debes saber sobre el mismo:

Siempre debe formalizarse por escrito salvo que la duración del contrato no supere las cuatro semanas a jornada completa.
Solo podrán renovarse hasta completar los 3 años (4 en el caso de algunos convenios).

Tipos de contrato temporal
Dentro de la categoría de contrato temporal existen varios tipos, que son:

De interinidad

Se formalizará por escrito.
Se utiliza para cubrir de forma temporal un puesto durante el tiempo que dure el proceso de selección. También suelen cumplir el objetivo de sustituir a trabajadores que han reservado su puesto.
Su duración es la misma que la de la causa que lo motive.
Casos concretos en los que se podrá formalizar: para cubrir una baja por maternidad, por riesgo durante el embarazo o por adopción o acogimiento preadoptivo o permanente de trabajadores autónomos y socios de sociedades cooperativas.

Por obra y servicio
En este caso el objetivo es la realización de obras o servicios con autonomía propia dentro de la empresa.
Debe de formalizarse siempre por escrito.
Su duración es la misma que la de la obra o servicio que se contrate.
Puede ser a jornada completa o parcial.
Se puede convertir en indefinido pero en este caso, no habrá bonificación para el empresario.
Tras finalizar el contrato de trabajo, el trabajador tendrá derecho a una indemnización cuya cuantía variará en función de la fecha en la que se formalizó el mismo. Pueden ser desde los 8 días por año a los 12 por el mismo periodo de tiempo.

Te puede interesar…

Emprender en Madrid: qué necesitas saber

Emprender en Madrid: qué necesitas saber

05 de marzo de 2020. / Actualidad

Consejos startup

5 consejos para llevar una startup al éxito

20 de febrero de 2020. / Actualidad

La figura de un autónomo colaborador

La figura del autónomo colaborador ¿qué hace?

13 de febrero de 2020. / Actualidad

características de un emprendedor incansable

Características de un emprendedor incansable

05 de febrero de 2020. / Actualidad

Claves de LinkedIn para autónomos

20 de enero de 2020. / Actualidad

tipos de contratos

Tipos de contratos: cuál te conviene más

15 de enero de 2020. / Sin categoría

alternativas a una sl

Te contamos las mejores alternativas a una SL

26 de diciembre de 2019. / Actualidad

mantener a tu equipo motivado en navidad

Cómo mantener a tu equipo motivado en Navidad

23 de diciembre de 2019. / Actualidad

alternativas cena de empresa

Alternativas a la cena de empresa de Navidad

20 de diciembre de 2019. / Actualidad

coworking en madrid

Coworking en Madrid

28 de noviembre de 2019. / Actualidad

ventajas de trabajar en gluework

Ventajas de trabajar en Gluework

25 de noviembre de 2019. / Actualidad

Ya ha pasado un año

04 de enero de 2019. / Actualidad